lunes, 5 de noviembre de 2012

¿QUE SE SABE DE "ANOMALIA DE PELGER-HUET?

La anomalía de Pelger-Huët es una alteración benigna en la forma de los granulocitos que se hereda principalmente en forma autosómica dominante. La prevalencia de esta anomalía varía de país a pais.-


Anomalía de Pelger-Huët. Es la anomalía más frecuente y se transmite de forma autosómica dominante. La variedad homocigota puede ser incompatible con la vida, mientras que los portadores heterocigotos suelen tener un curso asintomático o presentar cierta tendencia a sufrir infecciones, como expresión de la alteración en la función quimiotáctica de los neutrófilos. Consiste en una condensación patológica de la cromatina nuclear de los granulocitos, que se traduce por una incapacidad para segmentarse. Aunque también la sufren eosinófilos y basófilos, es en los neutrófilos donde la anomalía es más evidente; su núcleo es redondeado o presenta una sola segmentacion en los heterocigotos, que recuerda a la desviación izquierda de la fórmula leucocitaria. DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL. Conviene recordar que un defecto adquirido en la segmentación de los neutrófilos, denominado seudo-Pelger-Huët, puede aparecer en circunstancias patológicas muy diversas, como los síndromes mieloproliferativos y mielodisplásicos, las reacciones leucemoides, la fase de recuperación del TMO, el LES y las infecciones víricas y bacterianas.


"ANOMALIA  DE  PELGER-HUET"

Lab.  Gabriel  Sulbarán  Solís.

Bioquimico  del  Centro  de

Investigación  Clínica. En  el  año  de  1928  el  tisiólogo  holandés  Pelger  (1)  examinando  un
frotis  sanguíneo  de  uno  de  sus  pacientes,  encontró  que  un  gran  porcenta-
je  de  los  granulocitos  neutrófilos  eran  en  forma  de  bastón  y  con  solo  dos
segmentos  nucleares,  y  muy  rara  vez  tres  segmentos,  pero  a  pesar  de
esta  aparente  inmadurez,  la  cromatina  nuclear  era  gruesa,  intensamente
coloreada,  de  apariencia  madura.
En  el  mismo  año  un  pediatra  también  holandés  llamado  Hüet (2) encontró  la  anomalía  en  una  niña  de  diez  años  y  en  varios  miembros  de
la  familia,  demostrando  la  naturaleza  familiar  y  hereditaria  de  la  misma
y  sugiriendo  que  era  inherente  a  una  característica  mendeliana  dominante  no  asociada  al  sexo.
Todas  estas  personas  gozaban  de  aparente  buena  salud  por  lo  cual
no  se  le  podían  atribuir  implicaciones  patológicas  a  esta  anomalía.
En  1932  Hüet  (3)  descubrió  dos  familias  más  con  esta  anomalía  en
Holanda.  En  1940 fueron  descritos  32  casos,  la mayoría  en  Europa y algunos  en  Japón,  Java,  Israel  y  Australia.  En  Estados  Unidos  solo  se  han  re-
portado  dos  casos.  Nuestro  caso  parece  ser  el  primero  reportado  en  Venezuela  y  probablemente  en  América  Latina.
En  1954  Klein  y  cols.  (4)  reportaron  un  caso  de  un  paciente  que  in-
gresó  al  hospital  con  neumonía  y  trastornos  neurológicos  y  murió al  poco
tiempo,  siendo  probablemente  el  único  caso  reportado  con  autopsia.  El
examen  sanguíneo  rutinario  demostró  una  marcada  desviación  granulacitica  a  la  izquierda  con  el  98  por  ciento  de  las  células  con  núcleo  en  for-
ma  de  bastón  y  con  solo  dos  segmentos.  Al  investigar  a  otros  miembros
de  la  familia  se  descubrió  la  anomalía  en  dos  hermanas y  uno  de  los tres
hijos.  El  examen  post-mortem reveló  que  la  médula ósea  era  de color  rojo
pálido;  microscópicamente estaba  compuesta  en  gran  parte por tejido  gra-
so  atrófico,  como  aparece  en  los  estados  de  inanición  severa:  un  material
homogéneo,  pálido,  eosinófilo,  entre  los  cuales  había  cordones  medulares
de  células  de  médula  ósea.  El  cerebro  mostraba  microscópicamente  una
moderada  atrofia  cortical.  Microscópicamente  en  la  corteza  estriada  y  tá-
lamo,  las  células  nerviosas  indicaban  cambios  degenerativos  difusos.  Ha-
bía  pérdida  de  células.  El  diagnóstico  neuropatológico  fue  degeneración
pre-senil  de  Jakob  (degeneración cortico-espinal).

En 1952 Haverkamp Begeman y colaboradores fueron los primeros en describir la APH homocigótica en una niña holandesa que padecía de convulsiones y tenía un discreto retardo en el desarrollo psicomotor. A pesar de presentar una baja talla, no se advirtieron anomalías esqueléticas. Posteriormente se describieron otros casos en Marruecos, Rumania, Italia, España y Alemania. Algunos de los pacientes presentaron defectos esqueléticos dentro de los cuales se describen polidactilia y acortamiento de los huesos metacarpianos. Por lo general los casos pueden alcanzar la vida adulta. 


QUE ES Lbr? 
El Lbr .-
Es una proteína integral de la membrana envolvente vertebrado nuclear interna. Sus N-terminal de ~ 200 residuos son hidrófilos, se unen a las laminas de tipo B, de ADN y de tipo HP1 proteínas de la cromatina, y proporcionar un sustrato para p34 cdc2 , una quinasa mitótica proteína clave. El residuo hidrofóbico ~ 420, que abarca la membrana, dominio C-terminal (CTD) de anclas de esterol actividad de la reductasa del dominio nucleoplasmic a la membrana nuclear interna. Las mutaciones en humanos LBR causa Pelger-Huët (PHA), un trastorno benigno dominante caracterizada por hyposegmentation del núcleo de neutrófilos (Hoffmann et al . 2002 

6 comentarios:

  1. Anomalía de Pelger-Huet en perros.-
    Anomalía de Pelger-Huet es un trastorno congénito causado por un gen autosómico recesivo. Es una condición anormal que afecta el desarrollo normal y trae consigo ciertos cambios morfológicos del núcleo de células blancas de la sangre, específicamente monocitos y granulocitos. En vez de aparecer como ronda en forma, el núcleo asume una figura en forma de maní.
    La mayoría de las células blancas de la sangre que se producen en los perros con la anomalía de Pelger-Huet tienen problemas funcionales y su presencia allana el camino para la aparición de reacciones autoinmunes, donde el sistema inmune del perro no reconoce su propio cuerpo y ataca sus propios tejidos sanos.
    A menudo, es bastante difícil llegar a un diagnóstico, ya que muchas enfermedades manifiestan el mismo signo clínico. Estas enfermedades pueden asociarse con la aparición de condiciones neoplásicas y ciertas infecciones. Ciertos medicamentos también pueden inducir el desarrollo anormal de glóbulos blancos. Estos factores pueden crear una pseudo síndrome de Pelger-Huet que no es congénita que se adquiere como el animal se desarrolla en la madurez.
    Síndrome de Pelger-Huet se ha convertido en una condición de enfermedad importante ya que puede predisponer a la aparición de enfermedades más graves, incluyendo leucemia.
    Un diagnóstico definitivo se realiza con base en la demostración de monocitos y granulocitos con el núcleo característico y biopsias de células de médula ósea.
    Una vez que se hace un diagnóstico, es importante controlar regularmente el conteo de glóbulos blancos. La anormalidad a menudo resulta en la proliferación de leucocitos inmaduros que pueden afectar las células sanas de la médula ósea, causando que los huesos se vuelven frágiles y comprometer el mecanismo del cuerpo de coagulación de la sangre. La condición también aumenta la susceptibilidad a infecciones del perro.
    No existe tratamiento para esta enfermedad congénita. Una vez que se hace un diagnóstico, monitoreo de la cuenta de glóbulos blancos es muy importante para evitar el desarrollo de las condiciones más graves y arriesgados
    Escrito por Lisa Cabriles
    Viernes, 06 de agosto de 2010 00:00

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estudios genómicos de las alteraciones genéticas responsables de la APH se describieron recientemente.

      Estudios genómicos muestran que la APH está ligada al cromosoma 1 q41_43. En este cromosoma se lograron identificar alteraciones en la secuencia del gen del receptor de la lámina B (LBR), dando lugar a la ausencia de la proteína LBR, miembro de la familia esterol reductasa, integrada estrechamente a la membrana nuclear cuya función es unir a la heterocromatina y a las láminas con la membrana nuclear.
      Las células heterocigóticas afectadas con la APH muestran una expresión reducida del receptor de la lámina B y las células homocigóticas contienen solo trazas del mismo. Se ha demostrado que la expresión del receptor de la lámina B afecta la forma nuclear y la distribución de la cromatina nuclear. (3,4,6-10)
      La APH se ha descrito además en otras células como los eritroblastos, monocitos, linfocitos, células plasmáticas, eosinófilos y basófilos, las cuales presentan una hipercondensación de la cromatina. Un tercio de los megacariocitos son también binucleados como los neutrófilos.

      (sacado de la red)

      Eliminar
  2. Anomalía Pelger-Huet y Síndrome de anomalía (SOPH) (de baja estatura, así como atrofia óptica).-
    Antecedentes Los síndromes hereditarios de baja estatura son clínica y genéticamente heterogéneas y la causa no han sido plenamente identificados. Yakuts son una población aislada en Asia, viven en el Lejano Oriente de la Federación Rusa y tienen una alta prevalencia de síndrome hereditario baja estatura incluyendo 3-M síndrome. Un síndrome consistente en corta estatura en Yakuts. Se dice, que se caracteriza por herencia autosómica recesiva, un severo retraso del crecimiento postnatal, dismorfia facial con rostro senil, manos y pies pequeños, inteligencia normal, Pelger-Huët de leucocitos y atrofia óptica con pérdida de la agudeza visual y la visión en color. Este nuevo síndrome se designa como la baja estatura con atrofia óptica y Pelger-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La anomalía Pelger-Huet (PHA) y el eliptocitosis hereditaria (HE).-

      Son alteraciones que afectan a los leucocitos y eritrocitos, respectivamente.
      La mayoría de las personas afectadas no presentan manifestaciones clínicas y se detectan casualmente en el laboratorio.
      Estas fueron descritos en relación con otras enfermedades hereditarias y congénitas, pero rara vez han sido encontrados en un mismo individuo. En este trabajo se reportan descubrimiento de la PHA y combinó tanto en hermana y hermano, con un retraso global del desarrollo, con peculiares características físicas. Frotis de sangre de ambos mostraron un aumento de neutrófilos y eritrocitos bilobulado elípticas. El estudio familiar mostró dos miembros más de la rama madre afectada.
      El sindrome PHA no se pudo encontrar en los padres, ni los demás miembros de ambas ramas. Hay el antecedente de 3 muertes tempranas o en el útero . La ausencia de la PHA en ambos padres de las personas afectadas, se puede explicar por una penetrancia incompleta genética.

      La temprana muerte o en el útero de tres hermanos del caso índice indica la posibilidad de que en algunos casos la combinación de PHA y eliptocitosis hereditaria(HE),podría ser letal. Posiblemente en México este puede ser el primer informe de la presentación de la PHA y HE simultáneamente.-

      Departamento de Pediatría, Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), México, DF.
      Bol Med Hosp Infant Mex. 1992

      (sacado de la red)

      Eliminar

  3. El síndrome Pelger-Huët (PHA) es una condición benigna hereditaria caracterizada por hyposegmentation del núcleo de los neutrófilos y la formación de grumos de cromatina excesivo. Una displasia adquirido neutrófilos similar a PHA ha sido descrito en enfermedades hematológicas y en algunas condiciones clínicas. Se ha conocido como adquirida o PHA pseudo. Aunque algunas hipótesis se han propuesto para explicar este fenómeno, el mecanismo de cambio nuclear sigue siendo poco clara. Sólo los datos de laboratorio y clínicos combinados dará lugar a una mejor comprensión sobre la necesidad de seguimiento y gestión de pacientes en los casos apropiados. Además, una posible causa de pseudo PHA siempre debe ser investigado para añadir conocimientos a la comprensión completa de esta anormalidad. Ya sea que este fenómeno tiene implicaciones clínicas de neutrófilos que queda por esclarecer.
    EN CONSUMIDORES DE DROGAS.-Es evidente que sólo un pequeño número de pacientes bajo fármacos (inmunosupresor y otros) pueden presentar estas alteraciones en neutrófilos. La mayoría de ellos no muestran este fenómeno y no somos capaces de explicar las diferentes respuestas de los consumidores de drogas. Si estos pacientes muestran una predisposición para el desarrollo de médula ósea o de otras enfermedades en el futuro, es un asunto muy interesante y sólo un seguimiento resolverán esta cuestión.
    Los aspectos históricos del descubrimiento Pelger y Huet y de la célula Pelger-Huet destaca el reto para el médico, que presenta este diagnóstico morfológico.
    Hacer el diagnóstico de la anomalía Pelger y Huet benigna autosómica dominante se complica porque morfológicamente son similares pseudo-Pelger-Huet celular, lo que puede significar dsyplasia mieloide subyacente.

    ResponderEliminar
  4. Las alteraciones genéticas responsables de la APH se describieron y Estudios genómicos muestran que la APH está ligada al cromosoma 1 q41_43. En este cromosoma se lograron identificar alteraciones en la secuencia del gen del receptor de la lámina B (LBR), dando lugar a la ausencia de la proteína LBR, miembro de la familia esterol reductasa, integrada estrechamente a la membrana nuclear cuya función es unir a la heterocromatina y a las láminas con la membrana nuclear. Las células heterocigóticas afectadas con la APH muestran una expresión reducida del receptor de la lámina B y las células homocigóticas contienen solo trazas del mismo. Se ha demostrado que la expresión del receptor de la lámina B afecta la forma nuclear y la distribución de la cromatina nuclear.
    La APH se ha descrito además en otras células como los eritroblastos, monocitos, linfocitos, células plasmáticas, eosinófilos y basófilos, las cuales presentan una hipercondensación de la cromatina. Un tercio de los megacariocitos son también binucleados como los neutrófilos.-

    ResponderEliminar